Quentin Tarantino: Mano a mano con el director de Django

| | Quentin Tarantino: Mano a mano con el director de Django

Hablamos con el director de Kill Bill y Pulp Fiction, antes del estreno de django sin cadenas, su tributo al spaghetti western, género del que es fanático.

¿Sabías que sólo en 2012 hay 6 libros que hablan de vos?

Me enteré hace poco por un sitio web.

¿Qué te produce?

Orgullo ciertamente. Es como “ey, un nuevo libro sobre mí, Dios, tengo que conseguir ese libro, leerlo y tenerlo en mi biblioteca”.

¿Alguno que tengas que te guste?

Los que más me gustan son los del tipo “críticas de películas”, los más subtextuales. Me gustó ese de western, “Westerns from Shane to Kill Bill”.

Bueno, ahora tienen otra de Tarantino para agregar…

Y puede haber otras, soy un fan enorme del Spaghetti Western.

En un momento se rumoreaba que ibas a hacer otro western, la adaptación de la novela “40 latigazos menos uno”, ¿sigue en pie ese proyecto?

Todavía tengo los derechos de esa novela. Es una novela genial. No quiero dejarla pasar. Pero escribí muy poco, unas 20 páginas para adaptarla. Pero quizás lo termine dentro de un tiempo.

Se habla de una trilogía de películas que suceden en clima de guerra, de la cual Bastardos sin gloria sería la primera, y Django la segunda…

Después de Kill Bill, un gigantesco proyecto épico, desafiando al monte Everest, mi idea es ir una a una. No se de dónde salió la idea de la trilogía, simplemente voy viendo. Con Bastardos sabía que tenía que hacerla, que estaba destinado a hacerla. “Así seré el director que quiero ser cuando lo haya hecho”, me repito antes de cada película. Mezclado con: “tengo miedo de lo que se supone que debo hacer”. Y eso me frena con algunos proyectos hasta retrasarlos. Pero un momento genial es este, con las giras promocionales de una película, porque aprovecho los huecos para meterme en otro proyecto y así no saturarme y terminar odiando el que estoy publicitando. Es lo que hice con Pulp Fiction. Escribí al menos la mitad de Pulp Fiction en el circuito de festivales de cine con Reservoir Dogs.

Django está llena de nombres famosos, ¿es complicado trabajar con tantas estrellas? ¿Puede eso quitarle importancia a los personajes?

Lo más importante es partir de un buen personaje. Tener la idea clara de lo que se quiere desarrollar y de su función en la historia global. A partir de ahí un nombre famoso puede estropearlo todo o puede hacer la mayor de las maravillas, Los actores deben trabajar duro siempre en función del papel que van a representar. Deben desarrollar el papel y trabajar para él, no para sí mismos. Como decía Howard Hawks, “una película de vaqueros no necesita más que a John Wayne y ya sobra hasta la historia”. En “Río Bravo”, nada más ver a John Wayne ya estás enganchado.

Todas tienen aire a tributo. hace poco vi la película de enzo castellari “aquel maldito tren blindado”, también conocida como “the inglorrious bastards”. y django obviamente hace referencia al personaje de franco nero, que también esta en tu película. ¿cuál es el próximo género a explorar?

Bueno, Robert (Rodríguez) por ejemplo, quiere hacer una peli de ciencia ficción. Yo no no estoy tan metido en el Sci-Fi. Pero me gustó lo que hizo en Planet Terror.

¿En serio te gustó? ¿Incluso la parte que te derriten el pene?

Sí… No tenía planeado actuar, fue algo que surgió cuando Robert estaba haciendo una lectura de guión y los actores estaban interpretando sus partes, y entonces, todos estaban allí, así que Robert dijo “Quentin, haz de este tipo Marley, toma a esa chica”, y entonces llegó la hora para “Violación #1”, y él dijo “Quentin haz del violador número 1”. OK, así que lo hice, y a todos les gustó lo que hice, y me insistían con que “tienes que interpretar esta parte, el pesonaje es tuyo, bla, bla, bla”, y así es como acabé con la pija deshecha. Cuando la vimos en el cine fue brutal, la gente gritaba. En es momento miro para el costado porque escuchó toser mucho a alguien y veo e esta persona sentada a mi lado atragantándose con un pancho. Jajaja! La lección es: “No comas mientras ves una peli de zombis”.

Volviendo al tema de los tributos, tus películas sirvieron para reflotar géneros. ¿Crees que habrá una vuelva al western después de Django?

No. El Western siempre está vigente. Pero no me sorprendería que haya una reedición de las viejas películas de Nero como la caja Kill Chiba, que era el DVD de Kill Bill con tres pelis de Sonny Chiba. Es más, tengo ganas esta vez de reeditarlas yo.

¿Qué sacarías?

Los Spaguetti Westerns. Un montón de material está siendo pirateado, porque ningún estudio suele sacarlas a la venta. Tenes que buscarlas afuera, en Japón, allí han sacado una gran colección de Spaguetti Western… Tienen todas las de Giuliano Gemma, sobre todo las que hizo con ese director, Calvin Jackson Padget, que es un director de spaguetti western impresionante.

¿Cuál es tu western favorito?

En lo que a mí concierne, a “El bueno, el feo y el malo” se va mi dinero. La mejor peli jamás hecha. Aunque también me gusta “Hasta que llegó su hora”.

¿Sos fan de Clint Eastwood?

Creo que le debo la “Palma de Oro” que gané por Pulp Fiction en Cannes. Cuando me entregaron el premio me dijo algo como que todas mis películas eran entretenidas y que estaban bien dirigidas. Y mientras él hablaba yo sólo pensaba “mí película le gustó a Clint Eastwood, ¡ufff!, le gustó a Harry El Sucio!”.

¿Crees que como Eastwood en algún momento terminarás haciendo películas más reflexivas y menos violentas?

Desde “Reservoir Dogs” me tildaron de director violento. Odio la violencia en la vida real, pero el cine es distinto. A mí, como espectador me encantan las películas llenas de sangre, de tiros, de torturas, etc. Decir que no te gusta una película porque tiene mucha violencia es como decir que no te gusta un musical porque cantan y bailan, o una comedia porque tiene escenas graciosas. Para mi, si hay algo divertido para ver en la gran pantalla eso es la violencia. Pero normalmente, cuando 10 espectadores diferentes ven mis películas, 5 de ellos salen encantados, y a los otros 5 les parece un horror. Pero eso me sigue poniendo contento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *