Preguntas & Respuestas: George Martin

| | Preguntas & Respuestas: George Martin

El gordo con look Papá Noel es el Tolkien de nuestros tiempos, el autor del hit mundial “Game of Thrones”.

En esta nota:

¿Qué ve en la tele?

No sé, sigo a algunos productores, como David Milch (“Luck”, “Deadwood”), o Aaron Sorkin (“News Room”, “Red Social” y “Moneyball”), pero son bastante pocos. Es más bien la temática de la serie lo que capta mi atención. Me interesa la Guerra Civil, así que vi “Hatfields & McCoys”. Otros temas no me interesan tanto.

Trabajó mucho como guinista, ¿pensó canción de hielo y fuego para ser un éxito en la televisión?

“Canción de Hielo y Fuego” surgió como una contrareacción a los diez años que me había pasado trabajando como guionista en Hollywood. Cada vez que escribía un episodio llegaba muy contento a la oficina de los productores y siempre había que revisar algo para reducir costos. Me decían: “Está muy bien, pero esta batalla épica hay que reducirla a un duelo”. Esos recortes de presupuesto me obligaban a limitar mi imaginación. Cuando me puse a escribir “Canción de Hielo y Fuego” lo hice sin ponerme ningún tipo de límites más allá de mi imaginación: con tantos personajes quisiera, con tantas escenas en castillos como me fuera posible, iba a describir batallas de un tamaño gigantesco… Así que diría que no lo pensé para nada para la tele

¿Y cómo llegó la serie a HBO?

Cuando empecé a escribir ni siquiera se me pasó por la cabeza que pudiese haber alguien tan loco como para querer adaptar estas novelas. Pero empezaron a venderse muy bien, y en estas situaciones la reacción normal suele ser que Hollywood empiece a interesarse. Varios estudios me propusieron en repetidas ocasiones adaptar las novelas a una película o a una serie de películas (la saga empezó a tener éxito en el momento en que Peter Jackson estrenaba sus películas basadas en la obra de Tolkien). Pero no me convencía adaptar mis libros en una película de dos horas. Yo tenía claro que tenía que ser una serie de televisión, así que se lo dije a mi agente, y él se puso en contacto con Dan Weiss y David Benioff.

¿Fue sencillo ponerse de acuerdo?

Recuerdo perfectamente nuestra primera reunión, porque fue épica. Habíamos quedado en un restaurante muy cool de Hollywood llamado “The Palm” a la hora del almuerzo. Empezamos a hablar mientras esperábamos a que nos trajeran la comida. Nos pusimos a comer y seguíamos hablando. Terminamos de comer y seguíamos. El restaurante se fue vaciando y, como nadie nos echaba, nos quedamos hablando en una mesa con el restaurante totalmente vacío. Y mientras que íbamos hablando, iba pasando el tiempo, hasta que volvió a abrir sus puertas para el turno de noche, así que decidimos que, ya que estábamos allí, ¿por qué no quedarnos a cenar también? Y mientras cenábamos, seguíamos hablando. Al final cerramos el restaurante como a las 3 de la mañana. Lo que teníamos claro al terminar la reunión es que ellos querían trabajar conmigo y yo quería trabajar con ellos, y que la cadena tenía que ser HBO, para no tener problemas con el sexo y la violencia.

HBO consiguió que la saga sea un fenómeno a nivel mundial, y usted famoso. ¿extraña pasar desapercibido?

Echo de menos dar una vuelta e ir a una convención sin ser asaltado por la gente. En la Comic-Con de San Diego no podía poner un pie en el suelo porque, cada vez que lo intentaba, me encontraba rodeado de gente.

Hablando de convenciones, ¿Qué piensa cuando ve a los fans disfrazados de los personajes de la saga?

Los amo (risas). Me encantan! Los trajes son geniales. Está bien que lo hagan para divertirse un rato y jugar al rol, pero que no se lo tomen tan en serio que tengan que mandarles a un psiquiátrico (risas). Hubo una mujer hace unos años a la que citaron como jurado por un caso de asesinato en Oklahoma y fue vestida con el uniforme de Star Trek al juzgado. En mi opinión, eso es un poquito excesivo. Si tenes que ir como jurado a un juicio, mejor no vayáis disfrazados de Melisandre (risas), eso es llevarlo un poco demasiado lejos.

¿Con qué personaje estás más contento cómo se lo llevó a la pantalla?

Creo que han hecho un gran trabajo con la mayoría de los personajes, pero probablemente el que más me guste sea el Tyrion de Peter Dinklage, que sobresale por encima del resto. Peter es un gran actor, tiene tanto carisma y habilidad que lo hace genial.

Muchos fans odian a Ros, la prostituta de la historia, ¿Por qué tiene tantas escenas?

¡Qué malos! (Risas) Esme Bianco es genial. A los productores les gustó y se comió el rol de la prostituta. Si no, hubiéramos tenido seis actrices diferentes, la pelirroja con la que se acuesta Tyrion; Kyra, con la que se acuesta Theon; otras en el burdel de Desembarco del Rey, como Chataya o Alayaya… tendríamos que haber hecho todos esos castings. Pero teníamos a una chica que nos gustaba, carismática, buena actriz, con un cuerpo escultural, y dispuesta a quitarse la ropa… (risas).

¿Cuántas páginas lleva escritas del sexto libro?

Tengo escritas unas 200 páginas de “Vientos de invierno” en versión definitiva, y luego tengo otras 200 que están todavía en proceso de revisión, en un estado mucho más crudo. “Danza de dragones”, ocupaba unas 1500 páginas, así que todavía tengo mucho por delante. Va a tardar bastante en salir el sexto volumen, mínimo a un par de años. Espero que se pueda publicar en el 2014.

¿La doble R de su nombre es un tributo a Tolkien?

La doble R, es pura coincidencia. En mi caso, la primera R viene de mi segundo nombre, Raymond, en honor a mi padre. La segunda R la añadí inspirándome en el nombre de mi primo, Richie. Y lo hice porque me di cuenta de que George Martin es un nombre bastante común, que me iban a confundir con el de The Beatles, así que pensé que si quería que alguien me recordase y que supiese quién era, tenía que añadir algo. Llevo utilizando las dos erres desde el principio de mi carrera literaria, desde que con 13 ó 14 años publicaba relatos sobre superhéroes.

El año que salió “Tormenta de espadas” estaba nominado al Premio Hugo, pero perdió con J.K. Rowling, ¿qué opinión tiene de Harry Potter?

Habría deseado ganar ese premio, y no creo que le importe mucho a Rowling. De hecho, ella no acudió a recibirlo, ni siquiera envió a nadie para que lo hiciera en su nombre, cosa que me resultó bastante molesta. Sin embargo, pienso que ha hecho una gran trabajo para la fantasía, y muchos de mis lectores han pasado antes por Harry Potter. Rowling ha traído toda una generación entera a nuestro sector y por eso sí que la aplaudo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *