Alberto Pironti

| | Alberto Pironti

De cadete en una fábrica de medias a ser uno de los relaciones públicas top. Con su agencia fue pionero en el armado de desfiles es paisajes naturales y competiciones de deportes extremos.

En esta nota:

Arrancaste de cadete y hoy manejas marcas importantes ¿Cuánto te sirvió eso de “arrancar de abajo”?

Ese trabajo en la fábrica “Medias Reina Cristina”, que no tenía nada que ver con la presidenta eh! (risas), fue importantísimo porque me hizo ganar mucha calle. Y cuando eso te pasa estás mucho más despierto para todo.

¿Como para qué?

Una vez yo estaba organizando un desfile en un local, y en la esquina había un piquete. Imagínate lo que nos perjudicaba. Yo salí hable con ellos y les expliqué que yo los entendía, pero que estaba laburando. Los muchachos a los 5 minutos se fueron. Alguien que no conoce la calle no puede hacer eso.

¿Cómo fue pasar de ser cadete a trabajar con las modelos más famosas del país?

Yo siempre las trate como a una igual, y espero que entiendan que tanto para ellas como para mi es un trabajo. Y me ha pasado de desplazar a modelos de un desfile en Las Leñas porque no entendían que esto debe ser profesional.

¿Cómo fue eso?

Prefiero no decir los nombres, pero las lleve a un desfile en Las Leñas, y las chicas apenas llegaron, a pesar de estar en un hotel precioso, empezaron con divismos. Les dije “si ustedes vienen de viaje de placer y no de trabajo, váyanse”. Y así fue. Yo tomo las cosas con mucha seriedad.

Nosotros también trabajamos con chicas, pero vos las conoces hace mucho más a todas…

Si, mirá, por ejemplo a Nicole Neumann la conozco desde que tiene 17 años. Hoy por hoy la veo y recordamos esos comienzos. Esa gran cantidad de tiempo me ayudo también a que todo el entorno realmente entienda que, aunque sea estar en una producción con una chica hermosa, es trabajo. El que no lo ve así no duraría un día en esto.

Hiciste desfiles de moda en escuelas rurales ¿Por qué?

Para cortar con tanta frivolidad. Y llevarles el show de la tele a esos chicos que viven meses en esa escuelas, comen duermen, todo ahí. Todos esos fueron con fines solidarios y estoy muy orgullosos de haberlos hecho. Ya tengo en la cabeza otros lugares distintos para hacer desfiles.

¿Cómo cuáles?

Uno que ya tengo encaminado es en una fábrica, otro adentro de un container, que es complicado pero ya estoy viendo como poder hacerlo. Y uno en un subte. Pero no quiero que cierren una línea para mi, quiero que sea un desfile que dure lo que dura un recorrido, y el público sean los pasajeros del subte

Estos desfiles en lugares distintos, ¿cómo se te ocurren?

Primero yo quiero que sea algo más que un desfile, para hacerlos en un salón mejor no hago nada. Además es para ofrecer algo más, y muchos tomaron ese ejemplo. El primero que hizo desfiles en Las Leñas, a un costado de la nieve, fui yo. ¡Hasta partidos de Polo hicimos en la nieve!

¿Cómo es manejar la imagen de marcas de camionetas, motos y también la de Martina Stoessel (Violetta)?

Yo solo colaboro con los padres de Martina, ellos le manejan la carrera, yo los aconsejo con algunas cosas de este éxito que es su hija. Nosotros hacemos su web y recibimos mensajes de todo el mundo, es impresionante. Y con las otras marcas que represento no tengo problemas, cada una en su lugar como corresponde.

Tu hija es modelo ¿Cómo lo tomaste cuando te vino con esa propuesta?

Mirá aunque no lo creas, la primera vez que pudo ser modelo, ella misma lo rechazó. Era con Cheeky y yo estaba de acuerdo, fue ella la que no aceptó. Hoy por hoy trabaja solo conmigo, porque sabe que la voy a cuidar. Pero tiene una fuerte personalidad como yo (risas).

¿Cuan importante es la imagen de una empresa?

Muchísimo. Para mi y el equipo que trabaja conmigo, aparecer en las principales revistas, en notas en diferentes medios, es un triunfo. La adrenalina de ver que la nota que habla de nuestras marcas está en la calle es única.Por ejemplo con Kevingston yo busco darle una impronta fuerte, con desfiles en fábricas, porque es una marca que usan todos, de todas las escalas sociales. Es un lindo desafío.

¿Y tu imagen?

Fundamental. Yo vendo una imagen y lo que uno busca es que la compren, que depositen la confianza en mí. Tu imagen, tu capacidad de trabajo, tu responsabilidad, tus ganas, seriedad y tu currículum, son una herramienta vital para conseguir nuevos clientes. Después, para mi es fundamental armar una relación saludable con el cliente, por eso voy siempre bien predispuesto, los escucho mucho para entenderlos primero. Si no, el asesoramiento es una imposición.

 

Un pensamiento en “Alberto Pironti”

  1. He tenido el gran pero gran gusto de conocerte en tu función en el banco. Ya eras diferente un líder de manada yo también comencé de cadete y soy un profesional hoy. Alberto sos un ejemplo creo que al comando de un grupo has sido el mejor en 38 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *