Google maps: las canchas más difíciles del fútbol

| | Google maps: las canchas más difíciles del fútbol

Un recorrido virtual por los estadios más extraños del ascenso nacional a través de Google maps.

En esta nota: , , , , , , , , , ,

Los sufridos hinchas del ascenso argentino tienen una y mil aventuras para contar. Aquí, un recorrido a través de Google maps de las canchas más raras y particulares del que antiguamente se llamaba “fútbol de los sábados”. Y un bonus track internacional.

 

Ferrocarril Midland

En la zona oeste del conurbano bonaerense existe el club Ferrocarril Midland, que tiene su cancha junto al cementerio. De ahí, que como a Chacarita Juniors, le dicen “El funebrero”. En su cancha, sus tribunas bajas dejan otra opción para mirar el partido sin pagar la entrada. En los partidos más bravos, con mayor presencia de público, los fanáticos se trepan a los techos de las bóvedas, el mejor mirador para alentar a los blancos con banda azul.

 

Victoriano Arenas

Ubicada en el barrio bonaerense de Valentín Alsina, la canchita de Victoriano Arenas lleva el nombre de Saturnino Moure. Se erige en un recodo del Riachuelo, que la rodea por los cuatro costados. Su acceso es por un único camino. Algún despeje violento o un ataque algo desviado que traspase el alambrado olímpico, tiene como destino las turbias aguas del Riachuelo. Para rescatar la pelota, se siguen usando las redes con palo que estaban en la cancha de Boca cuando todavía tenía el foso. En esa cancha, donde el paisaje que la circunda es la Villa 21-24 de Barracas, Florencia Romano se convirtió en la primera mujer que arbitró un partido de AFA.

 

Liniers

El club Liniers tuvo un fugaz paso por la vieja Primera B y estuvo toda su vida entre la C y la D. A fines de los años 80 perdió su cancha en General Paz y Gaona, y tuvo que mudarse a La Matanza, donde cimentó su vida deportiva y el clásico contra Laferrere. Su cancha está en un terreno que formaba un cuadrilátero irregular y el campo de juego acompañó esa irregularidad durante 30 años. Pero hace poco, la AFA le exigió que se convierta en un rectángulo de verdad y se respeten las medidas simétricamente.

 

Claypole

En la localidad bonaerense de Claypole, está la cancha del club lechero, que hoy milita en la Primera D. Sus instalaciones son acordes a la categoría, pero tiene una segunda bandeja, atrás de los bancos de suplentes, que en realidad, es desde donde mejor se ve el partido: la avenida Pedro Lacaze, una ruta elevada por sobre la tribuna que suele cortarse los días de partido por la cantidad de gente que sube ahí para mirarlo, sin pagar la entrada.

 

San Telmo

Zona difícil si las hay, la cancha del Club Atlético San Telmo es la de peor fama del ascenso. Queda en la “Isla Maciel”, que fue isla pero se convirtió en barrio cuando le ganaron terrenos al río. Hoy es un barrio humildísimo, con fama de “heavy” y donde en otros tiempos, los adolescentes solían ir a jugar su primer partido… A ponerla, digamos. Para llegar, hay que atravesar callecitas minúsculas e inciertas. Mirá lo que será, que el camino menos peligroso es cruzar en bote por las turbias aguas del Riachuelo. Imaginate.

 

General Lamadrid

Devoto. Cualquiera fuera el rival que visitara la cancha de General Lamadrid, los convictos que pueblan los pabellones de la cárcel de Devoto, que está al lado, suelen alentar a los rivales. Incluso el mito asegura que desplegaban una bandera que decía “Vas a salir campeón cuando recupere mi libertad. Tengo perpetua”. Fuentes bien informadas también cuentan que los reclusos sugerían atacar por tal o cual punta a los delanteros contrarios, para aprovechar las facilidades que daba un 3 o a un 4 local de bajos rendimientos.

 

TJ Tatran

En el estadio del TJ Tatran, de la región eslovaca de Cierny Balog, un tren a vapor pasa por una vía ubicada entre la tribuna y el campo de juego, mientras se juega el partido. La ciudad de Banskobystricka está a 262 kilómetros de Cierny Balog y tiene un tren que pasa cada tanto, uno de esos ferrocarriles turísticos de trocha angosta que tiene un recorrido corto, por lo que no es habitual que el tren pase en medio de un partido, aunque las instalaciones están preparadas para cuando eso sucede.

Mirá la Galería de Fotos.