Joe Fernández: Nuestros superpoderes

| | Joe Fernández: Nuestros superpoderes

Por lo general cuando vemos pelis de super heroes, creemos en fuerzas sobrenaturales, en poderes mágicos, en ser invisibles, atravesar paredes, en volar o en poder hacerle un pete
a Batman en caso de ser Robin. De todas estas, la última es de la que estamos más cerca, pero  este mes en H nos dedicamos a los superheroes y te vamos a demostrar como podes ser un
supernovio, superchongo, superfilito sin necesidad de tener poderes intergalacticos. Fijate como con simpleza e ingenio podes quedar como un crack con estos super trucos (efectivos y sencillitos como el cambio que te queda en la billetera).

Super cine

El 2 x 1 de Hoyts no da más ya que lo usaste más que Wanda a Maxi López. No tenés un mango para invitar a tu chica al cine o al teatro y sabés que es una salida que garpa. Super consejo: Todo estreno tiene sus avant premiers que invitan a gente involucrada en el tema. Si mandás mails a las productoras que organizan tanto eventos de cine como de teatro, abriendote una casilla con un nombre del estilo cineyteatroonline@gmail.com contando que tenés un programa de radio on line de espectaculos que se dedica a cine y teatro, te aseguro que te van a invitar a los estrenos y una vez que entras en el “mailing” ya no te saca nadie. Sos la china suarez encerrada y abotonada con Benjamin Vicuña.

Super flores

Ves esos ramos de rosas imponentes, esas calas interminables o incluso unas yerberas divinas que vienen con un arreglo floral majestuoso que no lo viste ni en el entierro de Michael Jackson. Entonces pensás que son cifras siderales y que no da gastarte 250 mangos en unas flores que en apenas un par de días van a oler como el culo de tu suegra. Es por eso, que en este caso lo que importa es el gesto. Importa el indio más que la flecha. Así que, tengo dos opciones: fresias o jazmines. Por $ 25 quedas como un rey, ella dirá que sos un dulce de leche y nunca le creas a las mujeres que dicen que no les gustan las flores. Es mentira. Es un acto reflejo defensivo para no asumir que se derriten ante estos gestos de parte nuestra.

Super sexo

De vez en cuando tenés que regalarle una encamada memorable. Esas noches de cuatro o cinco polvos en donde ella te va a decir por favor que pares, que sos una maquina sexual, que le des un respiro y ahi se agranda tu ego, tu autoestima y tu glande!. Es por eso que para de vez en cuando, es una buena experiencia, jugar “engomado”. Un viagrita de 0,25 te va a dar el “power” necesario para que el amigo pelee los 12 rounds como Maravilla Martinez contra el mexicano Chaves. No lo hagas muy seguido para que no se malacostumbre la patrona, pero de tanto en tanto, darle con un garrote que no parece tuyo me parece una tarea de un super heroe

Super chef

No te digo un pato a la naranja ni un solomillo de cerdo a las finas hierbas en su jugo con pis de reno y reducción de semen de alcachofas. Pero podes cocinarte una pavada y quedar como un dulce de leche con tu chica. Te tiro dos faciles: Compras un lomo en la carniceria del barrio, piso de cebolla en el horno, fuego lento y en media hora tenes una carne tierna y sabrosa (además de la colita de cuadril de tu chica a la cual vas a entrarle en instantes). Otra: casa de pastas, ravioles de salmon, cuando flotan es que ya están y haces una salsita simple de crema, ciboullete y pimienta. Quedaste como un rey con muy poco y ya vas teniendo gusto a salmon en tu boca para despues maridarlo con la entrepierna de tu bombona.

Super viaje

Mirás esas promos aburdas de “AlMundo.com” que “solamente” por $ 89.944 podés conocer Nepal. Mirás tu home banking y tenés mugrosos $ 3400. Perfecto. Con eso te sobra para irte un finde a Rosario, pasas el dia en esa hermosa ciudad, caminás por la costanera, cafecito en El Cairo, toman sol frente al río, se toman unos tragos en el “Chinchibira”, bar canchero de Rosario a la noche y te vas a dormir a San Nicolás que queda al toque, es más campestre y además te sale la mitad. Pasaste un finde afuera por poca plata y la tenés a tu jermu chocha que por un fin de semana te olvidaste de los pibes y de la cancha y saliste con ella a dar una vuelta.