Mirá la Galería de fotos. ">

MILF Hunter

7 tips para levantar veteranas

| | MILF Hunter - 7 tips para levantar veteranas

Acá, la billetera no mata galán pero el tamaño, el manejo y una pizca de inteligencia sí son importantes. Mirá la Galería de fotos. 

En esta nota: , , , ,

Te damos data para que sepas cómo llevarte a la cama unas cuantas “MILFs” que en criollo quiere decir “Veteranas que están garchables”.

Por Lolo López

1. CARNE, COMO LA COCA

Esta es la primera regla, la de oro: demostrale que está buena. Estas minas ya pasaron por esa etapa en la que no querían ser “solo un pedazo de carne” y ahora, justamente, lo que quieren es sentir que su carne todavía es deseada, que todavía les quieren hincar el diente y varias cosas más. Así que no te gastes mucho en hablar de su inteligencia, posgrados y todo lo que sabe. Mejor dedicate a elogiarles el pelo, la piel y cuando la cosa vaya avanzando, las tetas, las gambas (aunque vistas de cerca ya no te parezcan que estén tan buenas) y por supuesto, el culo.
DETALLE GANADOR: Si ves que viene muy (pero muy) bien de gomas, ponele un lápiz debajo de una para ver si lo sostiene y ayudá al lapicito a que se caiga. Es la prueba infalible de que las gomas son jóvenes y turgentes (probá con una mina sub treinta antes, para practicar) y a ella le va a en- can- tar.

2. MOJADAS POR LA RISA

Es cierto que las cuarentonas conservadas andan ávidas de ser penetradas, pero de algún modo tenés que llamarles la atención. Lo que no falla es el humor porque: 1) después de cierta edad la gente se ríe poco; 2) los tipos grandes no gastan el poco humor que les queda con sus esposas/ novias/amantes; 3) reírse las pone cachondas. Así que andá agudizando tu ingenio o hacete un cursito de stand up (aunque si sos gracioso e inteligente, dejate de joder con las veteranas ¡y andá por un culo de veinte!).

DETALLE GANADOR: Conseguite alguna data típica de la década del ochenta que vista hoy sea graciosa o tenga onda retro (como los casets con lentos enganchados) y mencionala como quien no quiere la cosa durante la charla. Ojo: tenés que tener mucho tacto porque estás en el límite con hacerla sentir una vieja del orto. Pero bueno, he allí el desafío a enfrentar, pequeño padawan.

 

3. MOSTRATE SEGURO, O NO

 

No importa qué elijas, pero elegí algo, ¡no te quedes en el medio! O sea: podés dártela de pendejo aplomado que sabe lo que quiere y eso siempre es seductor para una mina. O, por el contrario, mostrarte inseguro, temeroso e intimidado por semejante hembra, pero que a pesar de todo ponés huevo y te animás a encararla. Eso la hará sentir una diosa total y será el primer paso de la dilatación vaginal que tanto buscás.

 

DETALLE GANADOR: Encarala de una. Ya sea con voz firme y gesto de Clint Eastwood (¡les encanta!) o sudando hasta la bolita del ojo, pero encarala de una. Si te manda a la mierda, insistí. Y si se sigue negando, insistí más. Quizás todo termine en la comisaría o con una denuncia perimetral, pero al menos lo intentaste (¿quién se cree que es esta vieja chota gataflora?).

 

4. EXAGERÁ TU IDEALISMO

 

La MILF está buscando tu juventud y todo lo que viene con ella (además de que la tengas dura y que te dure, por supuesto): por ejemplo, creer que podés cambiar el mundo, que en todo ser humano anida un gran corazón y varias de esas pelotudeces entre autoayuda y porro generalizado. Si a vos todo eso te importa tres carajos, por lo menos prometele emociones fuerte y alocadas que la saquen de su rutina de cuarentona burguesa, como tomar una birra en el cordón de la vereda, dar un paseo en un tren del conurbano, o comer una pizza bien barata.

 

DETALLE GANADOR: Invitala a caminar a la luz de la luna, de la mano por la ciudad, mientras le soltás frases célebres del Che Guevara. Si esto no funciona y vos tenés el suficiente coraje (y nadie te ve, claro), entoná algunas estrofas de Sabina y/o de Arjona. Aunque quizás tanto esfuerzo y ultraje no valga la pena, fijate.

 

5. CUERPITO SANO Y RENDIDOR

 

Lo más probable es que una MILF esté rodeada de tipos que ya empiezan a tener achaques o algún problemilla de erección. Así que acá tu punto fuerte es mostrarle el toro salvaje que sos, lo bien que se te para y que tenés una gran cantidad de leche caliente para derramarle. Pero además de eso, que la sabés usar bien y que con vos ella tiene orgasmos 100% garantizados. Y tenés que cumplir, claro. (Ojo porque las veteranas no se comen ninguna y se pueden ponerse jodidas si las dejás calientes).

 

DETALLE GANADOR: Si tenés mucha fe en vos mismo, hace la prueba de los 15 segundos: reloj en mano proponele que cuente cuánto tiempo pasa entre que ella te da un beso de lengua y que el amigo está listo. Para hacer la prueba más cachonda, después del primer lengüetazo, dejala que mire cómo tu Arma Mortal (te tiramos data: otra peli de los ochenta, je) se va levantando segundo a segundo.

 

6. NO LA JUEGUES DE BEBOTE

 

Sí, le gustan los pendejos. Pero tampoco te aparezcas en patineta (para ella es “patineta” y no skate, acordate) y con la gorrita puesta al revés porque lo que menos quieren estas minas es andar acordándose de sus propios hijos porque
Las enternece y a la mierda el garche.
Las hace sentir culposas y a la mierda el garche.
Las hace sentir viejas y a la mierda.. ¡vos!Así que si esta MILF vive cerca de tu casa, cuando estés en plena parla de seducción tratá de que tu vieja no salga a la puerta al grito de: “José, vení a tomar la lecheeeee”, porque vos querés que la lechita se la tome ella. Epa!

DETALLE GANADOR: Mostrate joven pero con calle, canchero pero sin pasarte de mambo, simpático pero no pelotudo. Evitá la onda surfer salvo que sea muy en verano (las Vans dejalas para la segunda cita).

7. SACALE EL POLVO A TU MENTE

 

No hay doble sentido aquí: cuando finalmente la invites a salir, no caigas en el lugar común de ir a comer porque eso es algo que la MILF ha hecho hasta el hartazgo con novios, maridos y amigas. Usá la imaginación y proponele algo distinto, incluso una actividad diurna como ir pasear en moto (tipo Top Gun, un viejazo más, pero garpa) o algo a pasar el día a un lugar en el campo (tampoco te zarpes y le digas de dormir en carpa porque la jovata tiene sus límites) y terminar en el hidro de un lindo telo.

 

DETALLE GANADOR: Tené todo fríamente calculado y organizado: averiguate el horario del lugar a visitar, cómo llegar y qué sé puede hacer. Si vas a andar al aire libre, llevate una Victorinox sin necesidad de que sea tipo Rambo pero vistosa, una gorra extra y repelente para mosquitos. Y lo que no puede faltar: un rico vinito o espumante para el después.

 

Mirá la Galería de fotos. 

 

 

Un pensamiento en “7 tips para levantar veteranas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *