Los 12 besos más eróticos del mundo

| | Los 12 besos más eróticos del mundo

Desde los más naif hasta los más calientes, una guía para revisar y practicar en pareja.

En esta nota: , , , , , , , ,

Existen infinitas maneras de besar, pero siempre es el comienzo de la pasión erótica. Esta es una pequeña e incompleta lista de los besos más “calientes”, para celebrar el 13 de abril, el día internacional del beso.

 

El beso de lado es la forma de besar más común, que vemos en las películas y a la que todos estamos acostumbrados. Las cabezas se ladean en direcciones opuestas para no chocar.

 

El beso inclinado es el ideal para los preliminares. Uno (o la chica) echa la cabeza hacia atrás y la chica (o el otro) te sujeta por el mentón mientras te besa. Algo dulzón y tierno para empezar lo que de verdad importa.

 

En el beso “broche”, uno de los dos sujeta con los labios los de su pareja, en un sensual juego de poder. También llamado “beso de tornillo”.

 

El beso de la pasión se realiza en la comisura de los labios. Es tierno, dulce y muy sensual. Si se da cuando uno de los dos está dormido, se abre la brecha para encender la pasión.

 

El beso viajero es cuando los labios se posan en otro lugar del cuerpo de la pareja, lo que es una forma garantizada de lograr la excitación.

 

El beso apasionado aparece cuando la temperatura está subiendo. Son los momentos previos o durante la penetración. Es el beso directo en los labios, por supuesto, uno de los más excitantes.

 

El beso palpitante es el que uno de los dos besa muy brevemente los labios del otro recorriendo toda la boca y las comisuras.

 

El beso dorsal es cuando el hombre o la chica besan la espalda de su amante. El secreto es rozar suavemente, apenas tocando con tus labios y tu lengua, a lo largo de su espina dorsal. Bien realizado, puede llevar a una tensión sexual insoportable y a un nivel de excitación elevadísimo.

 

El beso combinado acompaña el contacto de los labios con el trabajo de las manos, libres para recorrer el cuerpo.

 

El “beso con un dedo” consiste en introducir un dedo en la boca del otro, sacarlo, recorrer sus labios. Este contacto en una invitación perfecta para el sexo oral.

 

El beso “con prohibición” es también muy interesante: la regla es “nada de ropa” y no usar las manos, solo los labios. Puede llegarse a una tensión muy agradable y el tema es soportar el mayor tiempo posible sin utilizar las manos.

 

El “beso negro” o anilingus es la práctica sexual que consiste en la estimulación bucal del ano, lamiéndolo o chupándolo. Si se decide llevar a cabo esta práctica sexual, debe tenerse en cuenta que todo lo relacionado con el ano, lugar con muchas terminaciones nerviosas, conlleva más riesgo de transmisión de infecciones. Por eso, es muy importante tomar las pertinentes medidas de seguridad y protección. Un preservativo cortado por la mitad puede servir para realizar este tipo de práctica de forma segura.