Galería de Fotos.">
 

¿Por qué a los hombres los excita tanto el chat erótico?

| | ¿Por qué a los hombres los excita tanto el chat erótico?

La sexóloga Sandra Lustgarten explica muestra las claves de este jueguito erótico. Mirá la Galería de Fotos.

En esta nota: , , , , , ,

por Carlos Piro

El affaire Latorre- Jaitt sigue generando comentarios de los protagonistas y de los interesados en el tema. Pero más allá de si Gambetita va a seguir con Yanina o se van a separar, desde nuestra perspectiva, nos interesa entender qué le pasa por el cuerpo y la cabeza a un hombre que está (en apariencia) felizmente casado pero apela a una Chica H, una bomba sexual como Natacha Jaitt para tener una aventura extramatrimonial, haya tenido un encuentro cuerpo a cuerpo o sólo se haya quedado en un chat erótico que disparó mil preguntas.

Consultamos a la sexóloga Sandra Lustgarten para comprender algunas de las cosas que le pasan a los varones que por un rato de placer, ponen en riesgo una pareja de décadas y ven volar su vida y su prestigio por un chat hot con una mujer que lo seduce. “Es interesante revisar y analizar un poco el tema del morbo, qué es lo que pasa en esta situacións donde internet sirve para decantar cuestiones más profundas en una pareja conflictiva”, explica la especialista.

En algún momento, las parejas que pasan por esta situación, exponen una crisis en la que el chat erótico es la trasgresión de la fidelidad. Porque hoy ya no se es infiel acostándote con un alguien que no es tu pareja. Ahora se es infiel a través del chat, también. Supongamos que no haya pasado nada, que no es más que una fantasía, un juego casi adolescente en donde sólo se intentó “calentar” un poco. En realidad, sí existe infidelidad en esto de chatear o en decirte cosas. Esto cuestiona hasta dónde el tema de “si no hay contacto, no hay infidelidad” es real”, agrega Sandra.

Para la sexologa, un chat también cuenta como infidelidad porque “uno transgrede las normas y se quiebra el respeto entre los integrantes de la pareja. Se está siendo infiel. No hay otra opción”, sentencia y aclara: “hay un mecanismo de estimulación de la fantasía, algo también medio voyeurista. En ese juego de chat, hay siempre una cuestión de incentivar y estimular lo visual de la imaginación. Por ejemplo, si yo mando un chat donde digo “estoy desnuda, sacándome el corpiño”, quien lo reciba se va a imaginar que estoy sacándome el corpiño. Y ese es un estímulo que provoca un grado muy intenso de erotismo. Más allá de que luego el encuentro se consume o no” detalla Sandra.

Ese juego virtual, en el que muchos hombres se prenden con amigas o conocidas, los exita mucho más que el acto sexual en sí, porque al deseo se le suman componentes como el riesgo, el miedo a ser descubierto, la sensación de vértigo por algo diferente, etc. Así lo reconoce la sexóloga: “el hombre se calienta mucho más con el chat que con la consumación del hecho. Absolutamente. Es todo virtual y además, resta culpa a las personas que juegan ese juego. ‘Estábamos boludeando’, ‘estábamos pingponeando’, suelen disculparse. Es su manera de eludir la culpa, explicando que no había hecho nada malo”. Es lo que pasa mucho hoy entre las parejas. La mujer perdona porque en realidad, el hombre explica que sólo fueron unos mensajes. Pasó hace un tiempo con Jorge Rial. De esta manera se deslindan culpas, los hombres se disculpan y no se sienten culpables y la mujer no se siente “atacada” en su autoestima. Se justifica diciendose que no va a romper un matrimonio por un jueguito de chats, donde no hubo contacto físico”, completa.

Mirá la Galería de Fotos.

Personajes