Mirá la Galería de fotos">
 

Siete beneficios de dormir en bolas

| | Siete beneficios de dormir en bolas

La desnudez a la hora de ir a la cama provoca y también es saludable. Ventajas sin contraindicaciones. Mirá la Galería de fotos

En esta nota: , , , , , , , , , , ,

Es verano y podés aprovechar las ventajas que te brinda el calorcito, aunque en invierno, con buena calefacción, lo podés hacer también. Sobre todo, pensando en las ventajas que te brinda la libertad de dormir en bolas.

 

Lo primero que pensamos a la hora de irnos a la cama sin ropas es que si dormís acompañado, vas a tener más facilidad para ponerla. Pero hay más.

 

1. La ropa genera estrés. O algo parecido ya que el estrés baja a medida que nos vamos sacando la ropa de encima. Dormir desnudo ayuda a descansar mejor y a tener un sueño más profundo libre de tensiones. Y como bonus track, reduce los niveles de ansiedad que suelen llevarnos a comer descontroladamente.

 

2. Las infecciones para los que usan pijama. Pueden ser muy abrigados y, la verdad, es que se duerme como un nene, pero los ambientes cálidos generan bacterias que generan infecciones. La ventilación es importante, tanto como el polvo que podés conseguir sin ropa. Chau pijamas!

 

3. Pasá frío y adelgazá. Esto es algo extremista, pero las calorías las empezamos a quemar cuando el cuerpo se va quedando frío y qué mejor ayuda que abandonando el pijama en un cajón.

 

4. Libertad, hermosa libertad! Salvo que tengas a tu chica pegada como una sanguijuela a tu cuerpo, dormir sin ropa da una hermosa sensación de libertad.

 

5. La felicidad. La autoestima está muy vinculada a pequeños gestos como el desprenderse de la ropa, así que dormir completamente en bolas te va a ayudar a mejorar la confianza en tu propio cuerpo.

 

6. Sexo va, sexo viene. A ver quién se va a resistir a un cuerpo desnudo en constante contacto. Nadie. Dormí sin pijama y disfruta del sexo sorpresivo en cualquier momento de la noche.

 

7. Sentite ligero. A veces nos pasa que nos levantamos con las sábanas pegadas al pijama y al cuerpo, lo que genera una sensación de agobio desde que nos levantamos. Se acabó, dormir desnudo no provoca esto pero sí da una sensación de ligereza, como si nos quitáramos un peso de encima.

Mirá la Galería de fotos