">
 

Ventajas y beneficios del “fast sex”

| | Ventajas y beneficios del “fast sex”

Un rapidito nos cambia el humor y puede devolvernos la adrenalina que nos faltaba.

En esta nota: , , , ,

Se trata de un breve, excitante y tranquilizador encuentro sexual. Esas son las ventajas del comunmente llamado “rapidito”. Si estás muy apurado, con un rapidito llegás feliz al trabajo. La desventaja es que te podes quedar con ganas de seguir.

La mejor definición del “fast sex”, es según los especialistas, “un acto sexual con mínimo prólogo y una duración breve, quizás un par de minutos o incluso menos”. No hablamos en esta nota de los casos frecuentes de eyaculación precoz (que amerita otra nota). Puede ser la expresión de un momento especial, un juego erótico o una fantasía.

Una de las principales ventajas del sexo rápido es el efecto sorpresa, la adrenalina (especialmente cuando es en un lugar prohibido) y esa sensación salvaje y puramente sexual.

Incluso el sexólogo Ezequiel López Peralta, autor del libro “El erotismo infinito. La ventaja del sexo rápido” lo recomienda para parejas que buscan alternativas para que la pasión no se apague.

Sin embargo, también puede tener algún inconveniente, dice el especialista: “Si se abusa del ‘rapidito’ y pasa a ser una práctica habitual en hombres muy jóvenes, es posible que se genere un hábito de precocidad que luego sea complicado revertir”.

También puede ocasionar la falta de placer en el caso de las chicas, que necesitan más tiempo de excitación que el varón. Y aunque en algunos casos la mujer alcanza su orgasmo, sólo se logra cuando se aprende a llegar velozmente.

Reglas para que el “fast sex” sea exitoso

* Poné la cabeza en modo sexual. No esperes que tu pareja tome la iniciativa, ella quiere que la desees. * No siempre en la cama. Es el enemigo del sexo rápido, cuanto menos la uses, más posturas vas a descubrir. El hogar está lleno de lugares óptimos para el sexo: el sillón del comedor, la mesa, el lavarropas, la mesada de la cocina y la bañera. Si tenés garaje, sobre el capot del auto es otra opción. La opción de buscar sitios públicos o donde los puedan descubrir es riesgosa pero atractiva. Cada uno sabrá dónde le gustaría hacerlo y cómo cuidarse de ser descubiertos. Es divertido esconderse en un baño o una habitación en plena reunión social o fiesta y tener ese momento de climax.

* Discreción. No valen los jadeos, gemidos o gritos. Disfrutá en silencio, es parte del encanto.

* Cambiá de posición. Un “rapidito” da para hacerlo de parado, buscando acomodar y flexionar las piernas como para que queden en una altura similar. Si teneés buen estado físico, podés cargarte a tu chica enfrente tuyo y apoyarte contra la pared.

* Permitite olvidarte de la penetración. No siempre un “fast sex” incluye la penetración. Algunos jueguitos con los dedos o el sexo oral, son una forma de cumplir fantasías y alimentar ese erotismo que va más allá de la rutina.

* Date un ‘sex break’. Los sexólogos recomiendan un “sex break” para parejas que llevan mucho tiempo juntos, a partir de los siete años, y en las que se ha enfriado o hecho rutina su deseo sexual. Un encuentro breve al mediodía logra encender la pasión y excitación.

*Usá lubricante. La mayoría de los varones puede tener una erección inmediata ante un estímulo sexual potente, como que su pareja le susurre al oído lo que quiere hacer. Las mujeres necesitan más tiempo para estar listas y eso puede ser un inconveniente frente al “fast sex”. Un problema que puede solucionarse fácilmente con gel lubricante.

Mirá la Galería de fotos.