">
 

Comida rápida para todos los gustos

| | Comida rápida para todos los gustos

Presentamos un compendio de lugares dónde disfrutar de los mejores platos “a la pasada”. Panchos, KFC y muchas otras joyas escondidas en Capital y algunas provincias.

En esta nota: , , , , , , , ,

DOGG

IDEADO POR EL CHEF. Máximo “Tato” Togni, mano derecha de Dolli Irigoyen en sus inicios, Dogg ofrece esos suculentos hotdogs yanquis a los que se les agrega de todo: entre los famosos “toppings” hay pickles, queso crema, pepino, panceta crispy, queso cheddar, chucrut, salsa criolla, jalapeños, choclo, guacamole y el relish (jalea agridulce de origen indio, es el condimento más clásico para los panchos en los Estados Unidos). En “Dogg” también elaboran su propia salsa barbacoa, pero hay decenas de otras salsas para sumarles a los condimentos. El pan de los sándwiches es casero. Hay ciabatta (con o sin aceitunas negras), baguette o pan de campo; y para los vegetaianos hay una versión falafel. También hay wraps: pollo grillado, guacamole, queso hojas verdes. Para tomar: limonada tradicional, de frambuesa o de menta y jengibre. Además hay gaseosas y cerveza tirada. En hora pico la mesa se comparte, se come en la vereda o se lleva a la oficina. En Lavalle 1134, San Martín 657 y B. Encalada 1651.

foto1

MI BARRIO

LA HAMBURGUESERÍA que pisa fuerte en la escena porteña, es un emprendimiento del Chef Diego Ibarra. Con 100% de carne vacuna y pan casero fresco, Mi Barrio ofrece 13 opciones (con nombres de barrios porteños), que pueden acompañarse con papas fritas clásicas o las imperdibles papas “Mi Barrio” con queso cheddar derretido y panceta crocante. Nuestras elegidas: la Palermo viene con cheddar, salsa barbacoa, huevo, cebolla y panceta; y la Dorrego, con pechuga grillada, mostaza a la miel, lechuga, tomate y panceta. Tienen locales en Arenales 2609, Uriarte 1504, Guido 1936, Freire y Palpa y en la calle Arístides, en Mendoza, con nombres de barrios mendocinos.

foto2

KFC

KENTUCKY FRIED CHICKEN, la cadena de comida rápida estadounidense que tiene al pollofrito como vedette, inició una nueva etapa en el país (abrió una sucursal en los ’80s), ahora de la mano del grupo Degasa (los mismos dueños de Wendy’s). Plato típico del sur de los Estados Unidos, el pollo frito se comía en las casas, y a lo sumo en algunos restaurantes, pero no existían cadenas de comidas rápidas que lo tuvieran como opción dentro de sus menúes. Hasta que llegó el Coronel Harland Sanders (que aún hoy es la imagen de la marca), que arrancó su carrera como cocinero a los 40 en una gasolinera Shell, al borde de una ruta. La receta sigue siendo un misterio: el blend de 11 especias de la receta original se sigue usando en la actualidad pero nunca se filtró la mezcla. La copia original de la receta está guardada en una caja de seguridad en la sede central de KFC en Louisville. Abrió su primer local en el Alto Palermo y tiene otros en el Unicenter y en el Abasto.

foto3

BENAIM COMIDA

¿UN RESTO DE COMIDA JUDÍA en la zonaVilla Crespo? Berugo diría “Alcoyana-Alcoyana” (vamos, no te hagas el pendejo, entendiste). Pero Benaim es más que eso. Una reversión texmex-fastfood de los platos clásicos de Medio Oriente. Instalados en una casona, aggiornada con estética gaffitera (incluye un mural realizado por Cabaio Spirito) y un beer truck en el patio, la rompe desde la hora del after con sus canillas de cerveza artesanal “7 colores” que pueden acompañarse con un dip de hummus y pasta de berenjenas. Benaim ofrece Pastron, Kebab, Kippe, Falafel, todo con papas fritas. En Gorriti 4015, una zona de Palermo que está surgiendo gracias a propuestas como Nola, Cervelar y Los Divinos.

foto4

PANCHO 46

EL LUGAR, QUE ESTÁ ABIERTO las 24 horas, es refugio de pisteros, cumbieros, minones, motoqueros, fanas de Chaca, famosos y una fauna enorme de solitarios que caen ahí cuando pinta el bajón. Hay que sacar el ticket en un quiosco e ir a la barra para retirar el tesoro chacinado. La mostaza, la mayonesa y la salsa golf están para servirse. Nada de cosas raras: ni papas pai, ni aceitunas, ni cebollitas, ni pepinitos, ni ningún otro condimento que distraiga al paladar de la maravilla que es ese pedazo de cerdo hervido con pan. Es casi una defensa del pancho en su individualidad, sin falsas luminarias que distraigan la atención. En la esquina de Avenida Constituyentes y Arturo Illia, en San Martín, Pancho 46 tiene el sabor a conurbano que no se encuentra en ninguno de los miles de puestitos que hay en el Microcentro porteño. Y muchomenos en la competencia más acérrima, Peter´s, aunque ese es otrotema de debate.

foto5

TACO BOX

CADENA DE COMIDA MEXICANA y tex mex tiene una estudiada decoración, más cercana a la de un bistró o la de un pub. El sistema para ordenar platos y bebidas también tiene su vueltita de tuerca: se marcan en un talonario de papel, que luego se le entrega al mozo. La propuesta del menú es acotada pero bien lograda: quesadillas, fajitas y tacos de pollo y de lomo especiados nachos con queso, burritos y ensaladas. Para llevar, las botanas para dos, incluye una selección de flautitas, burritos, tacos y quesadillas. Para tomar hay Margaritas y otros clásicos centroamericanos (mojito, daiquiri, cuba libre y Tequila Sunrise). También hay shots de tequila, caipis, coolers, cerveza en jarra y vino por copa. Los precios son accesibles, el publico grupal y mayormente joven. Tiene sucursales en Soler 5581, Cerviño 768, Terrazas del Sol km 50, en Pilar yen Nordelta.

foto6

VERNE

EL BAR DE CÓCTELES del franco-argentino Germán Lacanna, cuya coctelería está a cargo del destacado bartender Federico Cuco, cuenta con una carta de comidas básicas, pero sustanciosa, en las que brilla el pancho. La idea, cuenta Cuco, surgió durante un viaje: “estando en París, un barman no puede dejar de ir al Harry’s Bar, un mítico bar de los que se disputan, por ejemplo, haber inventado el Bloody Mary, y al que iban a beber personalidades como Hemingway o Sartre. Allí sirven panchos, y tomando un tremendo Manhattan acompañado por un pancho me dije que el día que abriera mi propio bar también habría Manhattans y panchos”. Y Federico cumplió con su sueño: “usamos salchichas con piel tipo Viena alemanas, que cocinamos en la sartén con cerveza; el pancho se arma con un pan que hace el panadero Próspero Velazco, y se lo gratina en una tostadora”, dice. Y describe algunos de los panchos del Verne: Camino de Francia tiene queso de cabra, cebolla caramelizada y mostaza antigua; Reform Club es una bomba: queso ahuma, panceta frita y mayonesa casera.En Medrano 1475, Palermo.

foto7

CERVELAR

UN REDUCTO DE CERVEZAS artesanales se hizo grande en los últimos dos años, con media docena de locales. El último, en una clásica casona palermitana que fue reciclada respetando la estructura antigua, con trabajos en madera y hierro a la vista, y techos corredizos industriales (ideales para las noches de calor). También cuenta con mesas en la vereda. Además de su gran cantidad de birras (las hay tiradas, nacionales e importadas), entre las que se destacan la ipa de Cheverry y la Burnside, Cervelar tiene el punto fuerte del menú en sus hamburguesas. Nosotros elegimos la Dubbel Burger: una receta propia de de carne de cordero con más de 10 condimentos, cebolla morada, rúcula, cheddar y tomate (cuesta $115). Para compartir, las picadas son el otro recomendado: la Cervelar ($239) trae nuggets con salsa barbacoa, rabas, jamón crudo, nachos, salame y panes saborizados con dips untables. Cervelar hoy cuenta con otros locales en Viamonte 336, Obligado 2391, Av. Elcano 3385, Av. Pedro Goyena 486 y Cabrera 4399.

foto8