Saturday 22 de June de 2024
Perfil.com
COLUMNISTAS | 14-03-2013 22:20

Joe Fernández: es jodido ser pirata

El mayor problema del pirata no es cómo encararse una mina, adónde llevarla a comer sushi o de poses sexuales. El mayo inconvenente es: la falta de tiempo.

Tiempo

El pirata necesitaría días de 36 horas para poder cumplir con todas sus obligaciones laborales, personales, conyugales y piratonas. Por eso, hay que ser ordenados, llevar una agenda perfecta. Lo ideal es tener algunos días de la semana innegociables que serán utilizados para trampear. Por ejemplo lunes y martes que son días muertos en donde podés esgrimir mil excusas como ser: torneo de play, poker con los chicos, fútbol con los pibes de la o­ cina, curso de cocina en la escuela de Gato Dumas, y miles de excusas más que no serán puestas en dudas, debido a la inocencia del programa y por sobre todas las cosas, al día elegido para llevar a cabo dicha actividad (si tenés fulbito los sábados de 22 a 24 es un poco más sospechoso). Eso sí, el viernes, sábado y domingo, son de tu jermu. Esto es innegociable. Que ella sienta que el ­ n de semana estás con ella, la llevas a comer afuera, al cine, al teatro, a pasear por Palermo y eso te da el “plafond” para vivir tu lunes, martes y jueves como una especie de Hangover urbana.

Prolijidad

Siempre de visitante. Si es en la casa de ella mejor, y si no se puede, que sea en un telo. Jamás vayas a tu casa. Por más que tu jermu esté de viaje de laburo toda la semana. No te dejes tentar por la comodidad de no gastar guita en un telo y poder despacharla en un taxi a las tres de la mañana. Hay detalles imperceptibles que pueden llegar a quedar. No hablo de la obviedad de la cajita de Prime o de una bombacha, sino de pequeñas hebillas o una simple gomita para el pelo que pueden traerte un dolor de cabeza y que además es muy probable que la susodicha la “pierda” a propósito en tu hogar para generarte un prblemón (asi que muchachos, a buscar una buena promo y a ir a ponerla al telo). Si por única vez y para hacer el "novio" la llevaste a tu casa (estás jugando con fuego), después peinás todos los rincones con la obsesión de un forende de CSI, asegurándote que no quede ni un rastro de nada.

No te enamores

Es obvio que ella va a darte todo lo que tu jermu no te da. Bombachita de Victoria Secret vs. bombacha de oferta comprada en Carrefour de la bruja. Llenarle la cola de leche vs. “Hoy estoy cansada gordo, mejor mañana”. A simple vista son tentaciones muy fuertes, pero seamos vivos. Miremos el bosque, no el árbol. Por eso no debemos dejarnos influir por estas pequeñas desventajas. Siempre tenemos que tener en claro que una cosa es el amor, y otra cosa es ponerla. Disfrutemos, a pasarla bien, a contarle a los pibes lo trola que es, pero no engancharse.

Que se sepa trampa

Suena doloroso, pero es así. La otra se debe saber que es "la trampa". Por lo general caemos en la tentación (por miedo al rechazo) a mentirle a nuestra amante de turno. A decirle este top 3 de falacias: “me estoy separando”; “soy soltero”; y la mas increíble (lo increíble no es la mentira, lo increíble es que la crean!) “Vivo con ella pero ya no garchamos”. Muchachos, la verdad es que vamos a estar mucho más relajados (y por ende vamos a poder vivir con mayor traquilidad nuestra trampa), si ella está al tanto de todo es mucho más llevadera la cuestión. Podés atender el teléfono si llama tu jermu, podés irte de raje si surje algún imprevisto, tenés la justi­ cación perfecta para algún plantón, es decir, lo que te va a costar decir el primer día, te traerá satisfacciones todo lo que dure la trampa.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en