lunes 24 de febrero de 2020
Perfil.com
SEXO | 11-12-2019 12:38

La sonrisa fue clave para tener sexo en la prehistoria

¡Mirá lo que dice la ciencia!

La capacidad que tiene el ser humano para poder entender cuales fueron los factores que determinaron el presente actual solo puede ser desarrollada mediante el conocimiento científico. Recientemente un estudio publicado en la prestigiosa revista Science Advances ha permitido establecer que la sonrisa fue un factor diferencial a la hora de la selección de pareja para la reproducción durante la prehistoria.

El equipo científico de la Universidad de

Milán, encabezado por Matteo Zanella, recopiló datos genéticos de células

madres humanas tomadas de los restos de ejemplares neandertales y denisovano,

que habitaron la tierra hace 230 mil años. El estudio se centro en el gen

BAZ1B, gen fundamental para el desarrollo de expresiones faciales. Según se

pudo observar, aquellos especímenes que tuvieran el gen más desarrollado eran

capaces de transmitir mas expresiones mediante gestos faciales. Un ejemplo

claro de la efectividad de este gen se puede ver en la comparación entre lobos

y perros. Dado que los perros presentan el gen BZA1B en su estructura celular,

fueron capaces de desarrollar dos músculos que permiten el cierre o apertura de

los ojos otorgándole la posibilidad de realizar gestos. De manera contraria,

los lobos, gracias a la usencia de este gen, no son capaces de mover los ojos

de igual manera que los perros.

Gracias a la presencia del gen BZA1B,

tanto los neandertales y los denisovano, pudieron desarrollar el gesto de la

sonrisa, expresión que transmitía “amabilidad” a la hora de entablar el proceso

de la conquista.

Siendo capaces de sonreír, gracias a una

genética más desarrollada, aquellos especímenes fueron capaces de reproducirse

con mayor éxito marginando a aquellos que no tenían el gen del todo

desarrollado o presente. Este proceso de selección natural volvió a la sonrisa

un factor diferencial a la hora de transmitir amabilidad.

Como si esto fuese poco, el estudio

explica que la importancia de la sonrisa a la hora de la reproducción provocó

cambios en las proporciones de la cara. Un afinamiento en la nariz y un

ensanchamiento de los labios fueron las adaptaciones que la cara, de los

hombres y las mujeres, sufrieron para acentuar el gesto de amabilidad necesario

para tener éxito a la hora de reproducirse.

Galería de imágenes

Más en

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario