Friday 24 de May de 2024
Perfil.com
COLUMNISTAS | 01-12-2012 21:28

Joe Fernández: Percances sexuales

Siempre se dice: ¿A quién no le pasó? En la fiesta bajo sábanas hay grandes posibilidades de que surja una situación incómoda. Relax, así es como se zafa.

¿DÓNDE ESTÁ?

Venís medio copeteado, ella también. De repente los besos llevan a los mimos, los mimos al manoseo y el manoseo a la hermosa pasión de dos cuerpos ardiendo. Ahí arrancan a hacer el amor. Obviamente en un momento el "amigo" te deja a gamba. Arrancaste con un par de birras, unas caipis, brindis ­final con champagne y la verdad es que estás más para la cucharita que para el cuchillo y el tenedor. El amigo arranca y después se cae, después arranca de nuevo. Es como un "pene baliza" por lo intermitente. Entre tanto traqueteo y tu borrachera vas a acabar casi sin darte cuenta y con la altísima chance que tu miembro se desinfle y por ende el preservativo quede alojado en esa cueva. Momento embarazoso si los hay! Pero como vos sos un macho de verdad, de esos que no abundan, vas a hacer la que hice yo hace algunos años con una ex. Cuando me di cuenta de la situación, baje a practicarle sexo oral como un campeón y cuando ya estaba muy excitada y dilatada y mis dedos entraban con comodidad, en un movimiento firme y veloz, agarre el borde inferior del preservativo que habitaba en ella y de un tiron seco lo saque y lo tire a un costado de la cama sin que ella se diera cuenta.

BAÑADO EN CHOCOLATE

Ella es una bestia. Un 69 salido de una película porno y de ahí al sexo anal. Encantado en como se pone en cuatro y te ofrece su dulce caramelo. Así la tenes dandole duro y haciéndole el paso del caballo del chino de Gangnam Style. Y es todo risas y esta hasta que la sacás después de darle de lo lindo vía colectora y ves algo parecido a una vainilla mojada en un nesquik. Tranquilo! Mantene la calma! No te la toques ya que vas a tener las manos transpiradas, sumado al lubricante del preservativo y sumado al lubricante

"orgánico" de tu compañera se va a hacer un barrial todo y se va a parecer más a un partido de Los Pumas vs All Blacks bajo una lluvia torrencial que a un round de sexo descontrolado. Como un caballero, sin decir nada y sobre todas las cosas, sin que ella se de cuenta para no avergonzarla, te vas al baño, te sacas el preservativo y lo tiras. Te das una buena enjabonada y volvés lo más campante aduciendo que creías que se había roto el preservativo pero que por suerte no paso nada. Un tip: La clave para sacarla limpita de una cola es en el momento de sacarla, morderle un poco fuerte la nuca para que ella de esa manera contraiga el cuerpo (el ano específicamente) y ahí la sacamos de un tirón y tendremos nuestro "amigo" impecable como guardapolvo de primer día de clases!

SÁBANAS MACHADAS

Ella está indispuesta pero después de unos mimos accede a tener sexo. Además ellas indispuestas estan bien predispuestas hormonalmente y como si esto fuera poco la sangre en su vagina es un gran lubricante natural y como frutilla del postre (lo de frutilla no es casual!) hay poquísimas o nulas chances de generar un embarazo no deseado. El único riesgo además de tu amigote convertido en una espada sangrante es manchar las sábanas. Si eso pasa, mi consejo es tapar todo con el acolchado, y que ellas no se den cuenta. Nada de "che cambiemos las sabanas que parece la bandera de Independiente". Ellas acceden a tener sexo indispuestas cuando hay un grado de con­fianza importante así que valoremos ese guiño que ellas nos hacen honrando su dignidad y escondiendo todo vestigio de guerra que pueda quedar en las sábanas.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en