Saturday 22 de June de 2024
Perfil.com
COLUMNISTAS | 02-10-2013 21:12

Joe Fernández: El mundo del juguete

Vos que tenés toda la colección de muñecos de syat Wars, aprendé a usar los chiches que a ellas sí les gustan.

VAMOS A LA JUGUETERÍA

Somos los machos del barrio. Mirá si nosotros vamos a usar esos juguetitos de plástico para satisfacer a las hembras. No nos hace falta! Asado, vino y un buen polvo medio escabiado. Los juguetes son para gays, no para nosotros que vamos a la cancha y tomamos vino de cartón. Si te sentiste identi cado con alguna de las frases que arrancaron este relato, abandoná la Edad de Piedra e ingresá al mundo moderno.

BASTA DE TABÚ

Ya sé que sos macho, que te la bancás, que te echás cinco de una y todas esas mentiras que les contás a tus amigos. Pero hoy quiero que hablemos de algo que da para cortar tela (y silicona), los juguetes sexuales. Hay un tabú grande con el tema. Si la mujer tiene un juguete en su mesa de luz, está bien. Pero ¿qué pasa si sos vos el que cae a lo de tu chica con regalos sexies con forma fálica? Desterremos el mito de que los juguetes son para mujeres solas que buscan no juntar telaraña en su entrepierna, o para homosexuales.

VOS, ELLA Y EL JUGUETE

El juguete sexual es un complemento. Esto es fundamental para que no sientas que tu capacidad de macho es reemplazada por plástico. Lo tuyo es tuyo y es irremplazable. Hay algunos que sirven simultaneamente para la proa y la popa y eso deja que ella pueda jugar oralmente con vos mirándola a los ojos mientras la estimulas tanto vaginal como analmente. ¿Ves como ya empieza a gustarte? La idea es dejar los prejuicios y bajar la guardia (tampoco mucho como para que termines con un coso de 24 x 6 en la cola) pero sí que aceptes los juguetes y veas que son parte de la sexualidad moderna (y no tan moderna, los griegos y romanos los usaban).

ELIGE TU PROPIA AVENTURA

Hay inalámbricos, con distintas cadencias e intensidades. De varios colores, texturas, sabores. Inlcuso hay geles, lubricantes y aditivos que pueden ayudarte a llegar a su tesoro mejor guardado (hacerle la cola suena un poco fuerte!). También hay anillos de silicona para vos, que vienen con suplementos que la van a hacer estallar de placer. El juguete te potencia. Muchos tienen un diseño de avanzada con precisos recovecos para llegar con comodidad al famoso punto G, lugar que muchas veces nos cuesta encontrar. Muchos se pueden utilizar debajo del agua. O sea, despiertan tu imaginación. Te obligan a innovar en ese misionero aburrido que le hacés en el entretiempo de Boca vs Olimpo. Son prácticas ancestrales. Para los egipcios, los dildos eran parte de la vida cotidiana. El dildo aparece en "El cuento de invierno" de Shakespeare. Como verás, el uso de estos elementos está validado por la historia, la literatura y respaldado por alguien que ha hecho uso y abuso de ellos, así que te recomiendo que te metas en el maravilloso mundo de los juguetes sexuales y aunque la tuya sea más chica que ese matafuego de caucho, ellas siempre van a querer ese abrazo final y la charla post polvo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en