domingo 25 de julio de 2021
Perfil.com
SEXO | 08-10-2019 14:04

La falta de sexo debilita los genitales

¡Mirá lo que dice la ciencia!

El sexo es un elemento vital si de vida saludable se habla. La práctica regular de este tipo de actividad tiene probada evidencia por parte de la ciencia de los beneficios que reporta. Tener sexo de manera regular ayuda considerablemente a la liberación de hormonas como la oxitocina, dopamina y seretonina que ayudan al bienestar general.

La falta de sexo ocasiona todo lo contrario. Como toda actividad física, cuando deja de practicarse el cuerpo sufre una serie de desperfectos realmente preocupantes. Rendón Fitzl, ginecóloga y sexóloga, así lo explica: “Una sexualidad satisfactoria supone un beneficio para la salud, por lo tanto es muy importante que los profesionales de la salud promovamos la sexualidad de nuestros pacientes en cualquier etapa de su vida”.

Diversos estudios científicos han demostrado que frente a la falta de sexo es normal que el nivel de estrés aumente. Dado que el cuerpo no realiza esta actividad, las hormonas antes mencionadas no son liberadas en cantidades idóneas generando aumento de la presión sanguínea, aumento del nivel de azúcar en sangre y debilita el sistema inmunológico. Como consecuencia el cuerpo se ve más permeable a infecciones, virus, bacterias y hongos.

Tal es así que una investigación llevada a cabo por la Wilkes University, en Estados Unidos, establece que practicar sexo una o dos veces por semana puede elevar hasta un 30% los niveles de inmunoglobina aumentando la protección del organismo. Por otro lado la falta de sexo puede acarrear problemas a nivel genital tanto en los hombres como las mujeres. Ocurre que los genitales son músculos que, de no ser ejercitados lentamente, pueden atrofiarse. En el caso de los hombres esto puede generar problemas de erección mientras que en las mujeres puede ocasionar falta de elasticidad en la vagina resultando en menor sensibilidad y dolor a la hora tener sexo.

Por su parte un artículo publicado en The American Journal of Medicine llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario de Tampere, en Finaldia, establece que “El coito regular protege contra el desarrollo de la disfunción eréctil entre los hombres de 55 a 75 años. Esto puede tener un impacto en la salud general y la calidad de vida”.

Como si esto fuese poco, un estudio de la Universidad de Maryland llevado a cabo en ratones estableció que tener sexo ayuda a la producción de neuronas en el hipocampo. Parte del estudio explica que “Después de la exposición continua a largo plazo de la experiencia sexual, la función cognitiva mejoró. Pero cuando se produjo un periodo de abstinencia prolongado, las mejoras en la función cognitiva se perdieron a pesar de la presencia de nuevas neuronas”.

Además esta “ayuda” a la hora de generar nuevas neuronas también es aplicable al campo de la memoria. Cientifícos de la Universidad de Konkuk, en Corea del Sur, concluyeron que tener sexo regularmente ayuda a“favorecer la función de la memoria de reconocimiento”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en