martes 22 de septiembre de 2020
Perfil.com
SEXO | 23-04-2020 12:08

Shibari, la técnica japonesa para tener sexo que es furor

Conocé la actividad sexual de la que todos están hablando en redes sociales

Jugando con Fuego es uno de los últimos estrenos de Netflix. Su debut se produjo el 17 de abril y, desde entonces, no ha dejado de escalar posiciones dentro del ranking de la plataforma. Tal es así que actualmente ocupa el puesto número dos del ranking con firmes intenciones de alcanzar la cima.

Dentro del reality, existen diferentes actividades que buscan tentar a los participantes para que tengan algún tipo de intimidad. Una de esas actividades que se ha transformado en tendencia en las redes sociales es el Shibari.

El Shibari, también conocido como Kinbaku, es una práctica japonesa de bondage, actividad erótica basada en la inmovilización del cuerpo de una persona. La traducción literal del término japones al español encuentra su significado en las palabras “atar” y “unir”. Al igual que el BDSM; sigla que abrevia Bondage, Disciplina, Dominación y Sumisión; su historia se remonta al siglo XIII. La idea de atar, con determinadas sogas y nudos, tiene su origen en la forma en que eran tratados los prisioneros en aquel entonces. Posteriormente, la práctica se fue expandiendo sin perder ese costado oscuro propio de los calabozos de la época.

Especialistas en la materia afirman que el disfrute sexual está estrictamente vinculado a la sensación de perdida de control durante la actividad sexual. La idea de no poder controlar lo que está sucediendo puede resultar sumamente estimulante. A esto se le suma la sensación del roce de las cuerdas con la piel. Por otro lado, los especialistas también afirman que la sensación del orgasmo se ve modificada. Gracias a la inmovilización de las partes del cuerpo, distintos músculos, que habitualmente no se ven involucrados en la reacción del organismo al clímax, se ven estimulados generando una sensación diferente.

Otro de los beneficios que posee el Shibari es el de fortalecer los lazos entre las personas que lo practican. Dado que para su implementación se necesita el expreso consentimiento de las partes intervinientes, es necesaria una reunión previa para establecer las actividades que se llevarán a cabo. Además de establecer palabras y señas seguras para indicar cuando la actividad debe ser frenada por cualquier tipo de inconveniente, planear qué es lo que se va a llevar a cabo fortalece el vínculo entre las personas.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en