martes 26 de mayo de 2020
Perfil.com
SEXO | 10-02-2020 13:36

Guía definitiva del sexo oral femenino

¡Todo lo que necesitas saber para llevarlas al máximo placer está acá!

No es un secreto a voces el hecho de que el juego previo resulta indispensable si se quiere tener buen sexo. Dentro de ese juego previo, que incluye caricias y estimulación manual de las zonas más erógenas, el placer que genera el sexo oral no tiene competencia.

Para poder estimular el clítoris de manera correcta existen varias técnicas, que han sido publicadas a lo largo y ancho de internet. He aquí el raconto de las más efectivas y sencillas de realizar.

El humming: Esta técnica debe su nombre a la onomatopeya inglesa “hmmm”. Consiste en hacer vibrar los labios de la vagina mientras se emiten pequeñas cantidades de aire. Expertos en el área señalan que este tipo de técnica no produce sensaciones intensas sino más bien sutiles y suaves por lo que es ideal para el inicio de la actividad.

El Serpenteo: Una vez iniciado el acto, estimular el clítoris de manera correcta se vuelve una misión primordial. Para ello utilizar la lengua como si se estuviese pronunciando la letra “L” de manera repetida puede ser una gran iniciativa. De esta manera se estimula el clítoris de manera ascendente variando la velocidad y la intensidad.

El heladero: A diferencia del Serpenteo, esta variante necesita que la lengua no esté tensa, es decir no esté en punta. Al estar relajada la lengua es capaz de abarcar una mayor área de estimulación por lo que, combinada de manera correcta, puede servir para variar el ritmo.

El Bordeo: Recorrer los pliegues de la piel puede ser una gran manera de realizar una pausa activa. La búsqueda del placer no debe ser siempre estimulando el clítoris a máxima intensidad. Variar siguiendo un ritmo que alterne pausas con momentos de máxima intensidad es el secreto.

El ABC: Está técnica utilizada de manera correcta puede servir para trazar un mapa de placer. Realizar la figura de tres letras con que comienza del abecedario con la lengua permite generar diversos estímulos. Prestando la correcta atención para identificar en qué zonas se genera mayor placer puede ser la clave para saber dónde y cómo estimular.

El Reloj: El reloj es otra variante del ABC. Mover la lengua de manera circular durante un tiempo sostenido permite generar un buen ambiente para después estimular con mayor intensidad, y de manera correcta, el clítoris.

La Succión: Si bien la lengua es la protagonista del sexo oral, la succión también puede ser una variante más que interesante. Alternar diferentes tipos de presión sobre el clítoris puede ser una alternativa que no genere el estallido final pero si que deje todo listo.

El Fuckface: El fuckface es tan popular que incluso tiene su propia sección dentro de los sitios web de pornografía. En este caso el hombre debe acostarse, mirando hacía arriba, con la boca abierta y la lengua afuera. La mujer será la que, sentándose encima de la lengua del hombre, se ocupe de generar placer.

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario